¿CÓMO DETECTAR UN FRAUDE CON ESCOZUL?

Tips sencillos para detectar cuándo estamos frente a una estafa con Escozul

por Michel Núñez | Última actualización: Julio 25 2018

Después de revisar muchas páginas que buscan el fraude con Escozul, he llegado a detectar un patrón claro en ella que me permite elaborar esta sencilla guía para ti.

Tomemos en cuenta algo, y es que ellos van a cambiar el modo de operar una y otra vez.

Cambiarán sus páginas, mejorarán sus prestaciones, pero permanecerán las excusas.

Esta es una guía viva, la cual se nutrirá de las experiencias que Uds. me compartan, y también se actualizará en la medida que descubramos nuevos comportamientos de los estafadores. Sería ingenuo no pensar en que lo hagan, cuando se vean desenmascarados.

Alguna pregunta me pueden escribir acá: michel@escozulvoces.com

Alguna corrección o sugerencia la veremos juntos.

Quisiera establecer los siguiente puntos como referencia:

Primero: el veneno del escorpión azul se obtiene de un escorpión que solo habita en Cuba.

Segundo: en Cuba sólo lo extraen dos productores comprobados, Grupo LifEscozul y Familia Monzón.

Tercero: hasta el momento, ninguno de estos productores tiene acuerdo de distribución con terceros.

Cuarto: el Escozul es un producto natural, que aún se investiga médica y científicamente.

Quinto: el Escozul NO se puede comercializar al no contar con la aprobación de las autoridades sanitarias.

 

Pequeñas notas al margen

  • Nadie me paga por hacer estos trabajos, ni soy afiliado de entidad alguna.
  • Cada vez que contacté algún distribuidor indiqué que soy periodista y que estaba haciendo un blog sobre el tema.
  • La mayoría nunca accedió a una entrevista y cuando mencioné que soy periodista dejaron de tomar mis llamadas.

Los 9 Criterios de Evaluación

  1. Contenido
  2. Tipo de Garantías
  3. Contacto directo con los médicos y experiencia
  4. Contacto con pacientes
  5. Testimonio: ¿Cuenta con documentos médicos el caso?
  6. Contacto directo con los productores
  7. ¿Son una empresa legalmente constituida?
  8. Afirmaciones absurdas
  9. Frascos y etiquetas

¡Comencemos!

1. Contenido

Hay muchas páginas que ofrecen Escozul, dentro de ellas algunas también ofrecen el Vidatox. Sin embargo, hay una ausencia notable de información. A lo sumo son 4 páginas, y en casi ninguna de ellas encuentras contenido de calidad.

Este tipo de página son un fraude y están diseñadas para aparentar ser distribuidores oficiales de Escozul. 

En la práctica no existe un distribuidor oficial de Escozul porque es un producto aun en investigación médica. 

Estas páginas sin contenidos. Sin resultados, sin información sobre quienes la manejan son los ejemplos que aquí expondré.

2. Tipo de Garantías

Las garantías son esenciales para evitar el fraude con Escozul.

Permiten al paciente detectar si la página es seria o no. 

Si la página que Ud.  visita no presenta garantías bien definidas y acorde a los estándares internacionales o corporativos, entonces es un fraude. 

Hay páginas que buscan el fraude con Escozul que afirman que su mejor garantía es sus pacientes, pero no ofrece el contacto con pacientes ni testimonios comprobables. 

Las garantías deben ser claras, y deben dejar claras las responsabilidades de la empresa, el paciente y quién y donde, en caso de desacuerdo, va a dirimir esas diferencias que puedan surgir.

Al fin al cabo se trata de una transacción donde debo recibir seguridades por lo que estoy pagando.

Si la página no tiene garantías diseñadas expresamente para proteger al paciente entonces es un fraude.

Una manera muy simple de detectar un fraude es solicitar hablar con el productor que abastece a este supuesto distribuidor. Si se niegan o dan excusas. Es un fraude. Sin duda.

Muchas de estas páginas que he intentado entrevistar, cuando pregunto por su productor se niegan a dar esa información.

Ud. como paciente debe preguntar esto, y solicitar el contacto del productor para que ellos avalen a esta empresa.

Si se niegan pues ya sabe lo que significa.

Recuerde una frase no es una garantía de nada y es su salud o la de su familiar la que está en juego.

3. Contacto directo con los médicos y experiencia

Otra forma de detectar de manera sencilla es solicitar las credenciales y el contacto directo con los médicos que supuestamente analizan la información.

Muchas páginas que he encontrado dicen que envían la documentación a Cuba para ser evaluada por médicos. Pero no ofrecen el contacto directo con estos médicos y dan excusas cuando se les solicita.

Automáticamente se debe desconfiar de cualquiera que no ofrezca la posibilidad de hablar con un médico y comprobar sus credenciales y conocimiento.

Ud. no necesita un orientador o facilitador. Ud. necesita un médico que responda sus preguntas como especialista.

4. Contacto con pacientes

Los pacientes deberían ser los principales voceros de estas páginas. Al fin y al cabo, son los principales beneficiarios.

¿Si el producto que estas páginas funcionan, por qué no dejar que sean los pacientes que hablen?

La mayoría de estas páginas fraudulentas tienen falsos testimonios. Cuando pides hablar con pacientes, te ponen excusas como la privacidad del paciente.

Y aunque es este es un argumento válido, conozco muchos pacientes tratados de forma efectiva que no tienen reparos en hablar de su historia, pues están agradecidos.  

La respuesta es simple, no tienen resultados debido a que su producto en el mejor de los casos esta diluido, y en el peor es simplemente agua.

5. Testimonio: ¿Cuenta con documentos médicos el caso?

Similar a lo anterior. Muchas de estas páginas falsas, crean testimonios que harían llorar al ser más duro. Pero en la práctica es solo texto bien pensando, sin documentación medica que avale los resultados.

Un testimonio es algo que cualquier pueda escribir. Basta con tener un teclado. Pero si algo es muy difícil de falsificar es la documentación médica y la descripción medica del caso.

Ud. debe ser evitar todos los testimonios que no estén apoyados por documentación médica. Pues de seguro es un fraude.

6. Contacto directo con los productores

Un distribuidor debe poder presentar la documentación que le avala como distribuidor del producto. Para ellos el productor emite un certificado o un acuerdo.

Es la forma que Ud. tendrá la garantía de lo que está recibiendo es realmente el producto que necesita.

Muchas páginas, dicen tener acuerdos con distribuidores en Cuba, pero en Cuba solo he podido comprobar que dos productores producen el veneno del escorpión azul: Grupo Científico LifEscozul y la Familia Monzón.  Al menos son los dos que físicamente he podido comprobar. Y ninguno tiene distribuidor.

El Grupo Bordier no existe, desde la muerte de Misael Bordier en el 2005, queda su familia, pero se limitan a producir localmente y no cuenta con personas medico ni científico. Y dejan muy claro en la entrevista que les hice que no tienen distribuidores. 

Solicite siempre conocer al productor y hablar con ellos directamente.

De lo contrario se expone a ser estafado.

7. ¿Son una empresa legalmente constituida?

Esto es vital. Ud. puede demandar a una empresa, si paga y no llega el producto o detecta que el producto es agua.

Pero si es solo una página web sin respaldo legal, a quien va a reclamar por su dinero.

Desde que abrí el blog esta es la estafa más común que he encontrado. Personas que han pagado y nunca han recibido el producto y no han podido reclamar pues las personas no dan la cara.

Ud. debe cerciorarse que está lidiando con una empresa real y que Ud. pueda comprobar con su registro mercantil que existe realmente.

8. Afirmaciones absurdas

Un de las señales de fraude con Escozul es que afirman que sirve para curar todo tipo de enfermedades.

Esto es cuando más ignorancia de lo más elemental. Pensar que un solo producto pueda tener impacto en tan diversas enfermedades es absurdo.

Y también te puedes encontrar páginas que te incitan a comprar tanto el Escozul y el Vidatox, pero no te dicen que el Vidatox es agua y alcohol y además que produce cáncer hepático.

Son páginas donde la información es sensacionalista. Que se permite jugar con el desespero de las personas con tal de vender ya sea un Escozul adulterado o un Vidatox inefectivo.

Y más allá de nuestra desesperación por nuestro familiar o nosotros mismo debemos pensar que por muy bueno que parezca hay que analizarlo todo muy bien.

9. Frascos y etiquetas

Esta parte es vital.

Observen lo siguiente. Todas estas páginas relacionadas al fraude con Escozul dicen que el producto que distribuyen proviene de Guantánamo, Cuba. Sin embargo, noten que todos tienen frascos y etiquetas diferentes:

¿Cómo es posible que un producto tenga tanta variabilidad de frascos y etiquetas?

Bueno en algunos casos ni siquiera ponen etiquetas.

Es ahí donde vi los primeros síntomas de fraude.

Ningún productor puede variar tanto el frasco y la etiqueta de un mismo producto porque estaría incumpliendo las reglas de etiquetado para productos.

Y esta es una de las mayores razones para evitar estas páginas pues son fraudulentas y no hay garantías que ofrezcan un producto real sobre Escozul y/o veneno del escorpión azul.

Observen bien estas fotos.  Y verán la mano de personas sin escrúpulos.

Resumen

Las páginas sobre que buscan el fruade con Escozul abundan, sin embargo, la mayoría son muy dudosas y no se puede comprobar ni su origen, ni con que productores trabajan, ni si sus “testimonios” son reales.

Están diseñadas para vender una imagen linda, pero sin contenido y cuando se les exige la información se niegan atenderte bajo excusas.

Toda página que carezca de transparencia debe ser evitada.

Siempre piensa que tu salud nadie tiene el derecho de jugar con ella.

Mi recomendación para tus siguientes pasos

Te invito a continuar informándote sobre el Escozul. Evitarás caer en manos de personas sin escrúpulos. Te invito a leer y compartir mis próximos trabajos, en ellos realizo una revisión profunda del Grupo LifEscozul y su equipo de especialistas.

  1. Todo lo que debes saber sobre Escozul.
  2. Escozul o Vidatox.
  3. Perfil del Grupo LifEscozul Cuba.

¿Conoces algo más sobre Escozul que quieras compartir? Escríbeme para publicar tu historia. Juntos podemos ayudar a que otros tengan más información