¿POR QUÉ LABIOFAM CREÓ VIDATOX?

Aquí te explicamos la historia detrás de LABIOFAM y su relación con el Escozul

por Michel Núñez | Última actualización: Julio 25 2018
Desde que comencé a investigar sobre el Escozul, veneno del escorpión azul o veneno del alacrán azul una de las referencias que me han llamado más la atención fue la de esta organización. LABIOFAM es una empresa netamente de producción de productos veterinarios e industriales como detergentes en Cuba. Solo basta con ver su cartera de productos para entender su perfil comercial y su sector mercantil. ¿Entonces que llevo a LABIOFAM a investigar e interesarse por el veneno del escorpión azul? Y más aún: como termino vendiendo un producto homeopático como el Vidatox el cual ha sido catalogado de fraude y es de común burla entre los científicos cubanos.
Te invito a que sigas leyendo este artículo y conozcas un poco de la historia que hay detrás de LABIOFAM y Vidatox. Quisiera dejar en claro los siguiente puntos que te servirán de referencia:
Primero: el veneno del escorpión azul solo se puede obtener en /o desde Cuba.
Segundo: en Cuba sólo lo elaboran dos productores comprobados, que son: Grupo LifEscozul y Familia Monzón.
Tercero: ninguno de estos dos productores tiene acuerdo de distribución con terceros.
Cuarto: el Escozul es un producto natural, que aún se investiga médicamente y científicamente hablando, y como tal, es un producto en fase de investigación. No se puede comercializar al no contar con la aprobación de las autoridades sanitarias.

 

Pequeñas notas al margen

  • Nadie me paga por hacer estos trabajos, ni soy afiliado de entidad alguna.
  • Cada vez que me contacté indiqué que era periodista y que estaba haciendo un blog sobre el tema.
  • Nunca accedieron a una entrevista.

¡Comencemos!

¿Y entonces, por qué LABIOFAM creó el Vidatox?

LABIOFAM hasta el 2014 fue dirigida por un sobrino de Fidel Castro, el gobernante que gobernó Cuba por más de 60 años. Este sobrino, llamado José Antonio Fraga Castro, un señor que ya ronda los 70 o más, era el dueño de LABIOFAM. Y digo el dueño porque las cosas que este señor hacía solo eran permitidas porque era sobrino del presidente, de lo contrario…. ¿Uds. sabían que LABIOFAM aparece en los papeles de Panamá?

Vayamos hasta 1995, ese fue el año que LABIOFAM, o sea Fraga, decidió que por su voluntad iban a conocer más sobre el tema. Ese fue un año donde LABIOFAM por la crisis económica imperante en Cuba decidió buscar alternativas comerciales para poder generar divisas a la deprimida económica estatal cubana. Sumado a todo esto, está el carácter personal de Fraga. Según quienes han trabajo con él, era una persona muy caprichosa con una necesidad imperante de sobresalir y así estar a la altura de su familia.
¿Qué mejor altura que ser reconocido al tener una empresa eficiente, comercialmente exitosa y reconocida mundialmente? Pero eso no fue lo que sucedió. Veamos que pasó. El primer periodo de LABIOFAM en relación con el veneno del escorpión azul, fue entre 1995 hasta el 2003, en este periodo intentaron convencer al mismísimo Misale Bordier de trabajar con ellos. Pero Misael Bordier se negó a trabajar con ellos, pues sabía que LABIOFAM lo iba a desechar con el tiempo pues la validez de Bordier solo existía en el hecho de haber descubierto y probado de forma casi empírica el veneno del escorpión azul. Bordier sabía, según colaboradores cercanos que yo entrevisté, que una unión con LABIOFAM le quitaría toda posibilidad de ser reconocido. Entonces Bordier dijo que no a LABIOFAM e instruyó a sus compañeros más cercanos a no trabajar con LABIOFAM. Así José Felipe Monzón, su mano derecha se negó también.

Y entonces, ¿Qué hicieron?

Entonces LABIOFAM tuvo que empezar desde cero. Bueno casi desde cero porque un colaborador del Grupo de Bordier decidió trabajar con LABIOFAM. Esta persona se llama Guillermo Celis.  Y brindó a LABIOFAM mucha información interesante que le ayudó a no tener que empezar desde cero. En el año 2003 LABIOFAM comienza a trabajar en paralelo con la Facultad de Biología y logra formar un equipo científico de consideración al incluir biólogos, bioquímicos y microbiólogos. También en esa época comienzan a montar criaderos por cada una de las provincias en Cuba, unas 14. Y comienzan a presentar tímidamente resultados científicos en estudio de ciencia básica, sobre las propiedades del veneno. Ya en este punto, Bordier, quien fallecería en el 2007, había abandonado Cuba, y se dedicaba a promover el Escozul sin tener un solo estudio científico que probara sus teorías.

Dr. Misael Bordier Chibas

Volvamos a LABIOFAM. En el año 2005 ocurre la primare grieta en el proyecto científico de LABIOFAM. En ese año su investigador principal, su pilar científico en un viaje a México promovido por la empresa mexicana Dellser, decide desertar hacia Estados Unidos. En ese momento, la investigación sufre su primer gran percance. ¿Por qué? Pues la mente y los contactos para que LABIOFAM pudiera investigar las propiedades del veneno recaían en esta persona. ¿Recuerdas que te comenté que LABIOFAM era una empresa de producto veterinarios? Si lo recuerdas entenderás porque esta persona era esencial. Verás, LABIOFAM no tenía un solo laboratorio habilitado para hacer investigación biotecnológica a la escala necesaria para hacer experimentos. Dependía de la buena voluntad de otras instituciones estatales y de los contactos de este científico. Al desertar, las relaciones se deterioraron.

La segunda grieta

Apareció dos años después y esta fue fundamental. Cuando el director de LABIOFAM, Fraga Castro pidió números económicos y tiempo aproximado para obtener un producto comercial, chocó con la honestidad y ética de muchos científicos cubanos que le indicaron que para un producto de ese tipo hacían falta mínimo 10 años y un montón de pruebas científicas. ¿Recuerdas que te comenté que Fraga era caprichoso? Bueno, esto no le gustó y pidió una solución a corto plazo no mayor a 6 meses. Y ahí surge la figura del Vidatox, o de producir el Escozul como una variante homeopática. ¿Qué ventajas tenía para Fraga desarrollar un producto como Vidatox? Pues muy fácil, ningún producto homeopático está sujeto a las regulaciones de los productos médicos y no es necesario conducir ninguna investigación científica y la sencilla razón de que la homeopatía es agua.
Para entender porque la homeopatía es aceptada por el Ministerio de Salud Pública, hay que entender algo. Cuando estalla la crisis económica en Cuba en los años 90, las exportaciones de medicinas cayeron hasta un 10%. Ante esta realidad el gobierno cubano potenció los remedios naturales y la homeopatía como forma de paliar la escasez. Inmediatamente la idea de producir el Vidatox en vez de la versión concentrada que estaban produciendo, generó rechazo en los científicos que trabajaban en el proyecto, y terminaron abandonándolo en su mayoría. Tampoco ningún oncólogo quiso trabajar con esta versión y se creó una página informativa: www.que-es-vidatox.com para denunciar esta terapia como fraude.

Un escándalo gigante

Tan grande fue el escándalo en la comunidad científica cubana, que el CEDMED, órgano regulador de los productos médicos en Cuba, tuvo que emitir una alerta aclarando que el Vidatox no servía para tratar el cáncer.
En el 2014, todo cambió. Fraga Castro fue finalmente removido por corrupción, pues de tanto querer sobresalir perdió el norte y trató de comercializar dos perfumes con los nombres de dos iconos de la izquierda como son Chávez y el Che, y eso le costó el cargo. Obviamente, no fue a prisión. Simplemente lo enviaron para su casa. 
Y lo que pudo haber sido una gran historia de investigación científica se convertir en cambio en un gran fiasco que dura hasta la actualidad. El gobierno cubano continúa vendiendo el Vidatox, porque es una fuente segura de ingreso de divisas. Sencillamente es lo único que importa. Y LABIOFAM, después de la salida de Fraga perdió su influencia y se concentró en desarrollar solo productos veterinarios que era y es su principal objeto social.
NOTA: Quiero agradecer para este artículo, las entrevistas realizada a ex trabajadores de LABIOFAM que me abrieron sus puertas en Cuba. Por una cuestión de seguridad, no voy a publicar sus nombres, pero referencias a todo lo mencionado están publicados en diferentes periódicos de la época.

Resumiendo

LABIOFAM optó por desarrollar el Vidatox, aun sabiendo que sería considerado un fraude por la comunidad científica, por razones de corte económico. Fue su exdirector, separado del cargo por corrupción, Fraga Castro quien impuso el Vidatox aun teniendo en contra a los propios científicos del Proyecto. Actualmente las pruebas científicas han demostrado que el Vidatox es agua y alcohol, y el organismo regulador de medicamentos en Cuba ha declarado que no sirve para tratar el cáncer.

Mi opinión personal

El Vidatox nunca hubiera existido si otra persona hubiera estado a cargo de LABIOFAM. Solo el capricho y el deseo de sobresalir de un dirigente, cuyo conocimiento científico es limitado, y sobre todo su relación familiar con el presidente, en aquel tiempo, permitió que pudiera poner este producto en el mercado sin oposición. El gobierno cubano ha hecho oídos sordos a los reclamos sobre este producto pues necesita los dólares que supone la venta de tal producto. Es lamentable, pero es la realidad.

Mi recomendación para tus siguientes pasos

Te invito a que te sigas informando sobre este mundo y así evites caer en manos de personas sin escrúpulos; para ello te comparto los siguientes artículos.

  1. Perfil del Grupo LifEscozul Cuba.
  2. Entrevista al Licenciado en Biología Ariel Portal.
  3. Todo lo que debes saber sobre Escozul

¿Conoces algo más sobre LABIOFAM que quieras compartir? Escríbeme para publicar tu historia. Juntos podemos ayudar a que otros tengan más información